Diving in Manado – Sulawesi

Sorry for the delay in posting this!  This trip was done in August 2015, during the Singaporean National Day Holiday.


 

We haven’t done a guest post for a while so this will be a special one. We traveled to Manado in North Sulawesi- Indonesia with a couple of friends (Leti & Peter) and their lovely daughter (Sofia). Leti is a great blogger and she wrote a lovely post about our long weekend away. So, here I give you… Leticia Aranda as Una Paraguaya in China.  If you want to see this post in English, please click here to see the automagical Google translation.

Agosto, 2015 – Para mi sorpresa, Peter resultó ser un aficionado del scuba. Era como una pasión latente que brotó y se volvió muy evidente al mudarnos al sudeste asiático. Y así fue que yo también decidí acompañarlo (dentro de mis limites) a todas sus aventuras y “Diving Trips”.

En Redang (Malasia) conocimos a Mariana y Abraham. Ella Brasilera, Él Mexicano. Ambos aventureros y cómplices en todo. Una pareja con mucha química y buenas vibras. Durante un sábado de brunch, trajeron el ipad y nos mostraron cual seria el próximo destino para ir de scuba: Manado, Indonesia.

Catalogado como uno de los sitios mas cotizados para practicar scuba, Manado es un pueblito (islita) en el norte de Sulawesi. Virgen y poco desarrollado, solo para corazones aventureros y fanáticos del scuba.

Yo, hoy en día opte por ser co-piloto, Peter va decidiendo cuál es el próximo destino y yo sin ya hacer mucha investigación previa, me encargo de hacer las valijas, llevar los juguetes de Sofía y partir. Debo decir que si bien algunos de los lugares fueron mas rústicos de lo que cualquier corazón de madre aguantaría, siempre nos fue bien y volvemos con una experiencia surreal. Manado fue igual.

Nos quedamos en un pequeñísimo hotel llamado Janji Laut, con apenas 5 cabañas y capacidad para recibir a no más de 12-15 huéspedes. El restaurant sirve comida casera y especialidades de la casa: Comimos muchísimos mariscos, pescados y frutos de mar. El dueño es francés y le pone bastante empeño en la comida y los detalles.

Sofía y yo pasamos muchísimo tiempo en la piscina para niños y jugando en la arena. Peter, Abraham y Mariana le sacaron el jugo al scuba. El primer día, yo me acople al scuba de la tarde. Fuimos al “House Reef”. Si no hubiese sido por un encuentro cercano con millares de aguas vivas, para mi hubiese sido perfecto. Al bajar, la vida acuática y la claridad del agua hicieron que me olvide de todo el ardor y la incomodidad.

El segundo día, los divers fueron a Bunaken y volvieron extasiados. Peter prácticamente me obligó a ir al día siguiente; y tenia razón. Solo puedo decir que me encantaría tener una memoria de elefante para poder guardar las imágenes y la experiencia de aquel buceo.

Literalmente, una inmensa pared de coral que uno no alcanza ver el fondo. Bajamos 30 metros como si fuese que nada estaba pasando y uno simplemente se deja llevar por la belleza y la magnificencia de la naturaleza. Tortugas marinas reposando en los huecos, peces en todos los colores y formas y mucha, muchísima vida.

Como dice Mariana: “Las fotos no hacen justicia para tanta belleza” pero por lo menos dan para compartirlas y dejar un saborcito de lo maravilloso de este lugar.

Screen Shot 2015-08-15 at 4.51.45 PM

Below you can see more photos to complement Leticia’s post!

Leave a Reply